Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow LIVERPOOL FC, después de la tormenta, ¿llega la calma? Alfonso Valero 27 de octubre de 2020

OPINIÓN  1997-2013

FIRMAS    (Ver Listado)

EDITORIALES 

ENTREVISTAS

 DESDE OTRO ÁNGULO

OPINIÓN 2005-2006

OPINIÓN 1997-2004

Imprimir E-Mail
03 de febrero de 2008
LIVERPOOL FC, después de la tormenta, ¿llega la calma?
 

Por Alfonso Valero



 
El Liverpool FC (Liverpool) pasa por tiempos convulsos en el ámbito financiero. Cuando todo parecía que el cierre de la operación de re-financiación de la empresa propietaria del club Kop Football Holdings ponía fin a semanas de incertidumbre, ahora los propios aficionados del equipo deciden lanzar su propia “opa” (oferta pública de adquisición) ¹

La oferta, de más que improbable aceptación por parte de los accionistas al haber asegurado su permanencia… y su deuda, pone de manifiesto la confusión entre la ética y la legalidad, en el deporte y el negocio.

La “Premier League” (la primera división inglesa; en adelante, Premier) vive hoy en día sin excesiva sorpresa la inversión extranjera. Hasta nueve equipos de la Premier son hoy propiedad de extranjeros² (directa o indirectamente, ya que alguna de las sociedades propietarias sí son constituidas en Inglaterra) que ven en el futbol inglés un negocio más y un gran beneficio³.
En este artículo se analiza la situación presente y pasada del equipo desde el punto de vista financiero.

La primera lucha entre la mercantil Dubai International Capital (DIC) y los empresarios americanos Thomas O. Hicks (en adelante, Hicks) y George N. Gillett Jr. (en adelante, Gillet) tuvo lugar entre los meses de diciembre de 2006 y febrero de 2007.

La primera, DIC, es el brazo económico de la familia gobernante en Dubai. Los segundos, son dos inversores americanos; el primero de ellos es propietario del equipo de beisbol, Texas Rangers y el equipo Dallas Stars (equipo de hockey sobre hielo de la National Hockey League); y el segundo de los dos americanos es propietario del quipo de hockey de Montreal. Los americanos canalizaban la oferta de compra a través de la sociedad “Kop Football Limited” (en adelante, Kop).

Las ofertas de DIC y de Kop estaban muy igualadas, pero la directiva del Liverpool acabo optando por la oferta de los americanos por dos razones, una económica (al final, Kop hizo una oferta más suculenta) y una de fondo (una filtración que decía que DIC quería vender el equipo en siete años).

Dejando anécdotas aparte, el día 6 de febrero de 2007, se confirmaba la adquisición del Liverpool por parte de la, de la que son accionistas los citados Hicks y Gillet. Los términos de la adquisición – según informó el propio club – fueron:

  1. 5.000 libras esterlinas (en adelante, libras) por acción, con una estimación total de aproximadamente 174,1 millones de libras (es decir, si todos los accionistas vendieran sus acciones).
  2. Asunción de los 44,8 millones de libras de deuda del club.

También se habló de la promesa de pago del nuevo estadio, que en esa época se estimaba en un coste de 215 millones de libras, sin embargo, este acuerdo no estaba incluido en el anuncio oficial del club.

En total, la cuantía que había de pagarse (o prometer pagar) ascendía a unos 434 millones de libras. Dicha cantidad iba a ser financiada por el Royal Bank of Scotland y el Wachovia Bank NA.
Analizando con detenimiento el acuerdo, podemos observar que de los 434 millones, solo 259.9 representaban una inversión en el club y de esos, una parte estaría destinada a cubrir deudas del club. Por ello, al final tan solo la inversión en el nuevo estadio representaba un activo en la adquisición.

Saltamos ahora unos meses y vamos hasta diciembre de 2007. Los propietarios (o la sociedad propietaria, que a estos efectos es lo mismo) empezaron a poner problemas de presupuesto al nuevo proyecto de estadio del Liverpool (cuyos costes estimados habían ascendido a 400 millones de libras), a lo que sucedió una serie de noticias e incertidumbres sobre el futuro económico del club, incluso con reaparición del antiguo contendiente, el DIC, con una oferta de compra a Kop.
Tras unas semanas de incertidumbres y contradicciones, el 25 de enero de 2008 Kop manifestó que se había alcanzado un acuerdo de refinanciación de la deuda con la que se había adquirido el equipo y además se ampliaba el crédito. Los términos, en rasgos generales, consistieron en lo siguiente¹:

  1. El Royal Bank of Scotland y el Wachovia Bank NA renuevan los plazos de devolución del crédito de 298 millones de libras prestadas (destinados a comprar el club, cubrir la deuda del club, comprar jugadores y temas del nuevo estadio), y amplían el crédito a 350 millones más.
  2. Con esta financiación, se podrá hacer frente a los pagos del nuevo estadio, vencibles a partir de febrero de 2008.
  3. De los 350 millones asegurados, 105 es deuda asumida por el club. De esta cantidad, 60 millones irán destinados al pago del estadio y 45 millones para transferencias de jugadores.
  4. Los otros 245 millones, deuda asumida por Kop, se utilizarán para refinanciar la deuda del club en el momento de la adquisición original (es decir, la deuda de antes de diciembre de 2007) y pagar el préstamo de la adquisición del club (compra de acciones).
  5. La financiación viene garantizada por una combinación de dinero de los propietarios (de 55 millones de libras), garantías crediticias y garantías personales por un total de 225 millones de libras.
  6. Después de las asignaciones presupuestarias, sólo quedan 45 millones de libras netos.
  7. El pago de los intereses de la totalidad del préstamo (35 millones de libras) será abonado con los beneficios del club.

De esta financiación, cabe preguntarse lo siguiente: ¿no se había hecho en la propuesta de adquisición original una promesa de desembolsar fondos para un nuevo estadio?; ¿por qué tiene que asumir el club 105 millones de una deuda que se había prometido asumir por la empresa adquirente en primer lugar?; ¿qué obtiene el club de un préstamo que tiene como objetivo cubrir el préstamo de adquisición?

Todas esas preguntas sin respuesta merman (o anulan) el entusiasmo con el que se anunciaba el éxito de la operación.

En una oferta de adquisición, el adquirente tiene que prometer un pago o contraprestación al vendedor. Para afrontar ese pago, se puede recurrir a la financiación, esperando que con los beneficios que se obtengan con la inversión se pueda amortizar el préstamo y además obtener un beneficio. Hasta ahí la teoría.

La práctica de Kop en cambio ha sido otra muy distinta. Según esta puesta en escena, la empresa adquirente promete asumir la deuda de la entidad adquirida (el club), pagar a los accionistas, así como abonar la cantidad necesaria para la construcción del nuevo estadio. Y después, una vez se produce el cambio de accionistas, habiendo tomado control de la sociedad los nuevos, entonces se traspasa a la entidad adquirida parte de la deuda que se había prometido asumir por la adquirente, y se presenta como un logro el pago de la cantidad necesaria para adquirir el club como si el club se llevase un beneficio de ello. Por ponerlo en palabras muy llanas, el dinero con el que se compró el Liverpool lo va a acabar pagando el Liverpool. Y no es en sentido figurado, ya que el beneficio del club está comprometido al pago del préstamo contratado por la propia accionista.

Así las cosas, y con una posible “opa” por parte de la afición del equipo, hay garantía de que el asunto dará mucho de qué hablar.

Alfonso Valero
Abogado.

1.        Ver: “Daily Telegraph”, de 31/01/08; “The Times”, de 31/01/08; “Guardian”, de 31/01/08; “The Independent”, de fecha 01/02/08
2.    Ver: “The New York Times” de 29/01/08, que lista los equipos propiedad de americanos; aunque posiblemente el caso más internacionalmente conocido, sea el del Chelsea.
3.    Ver: El informe “Deloitte” sobre futbol y dinero de febrero de 2007, dice que los dos equipos con más beneficio son el Real Madrid y el Barcelona, seguidos, eso sí, por el Manchester United (en cuarto puesto), el Chelsea (en sexto lugar) y el Arsenal (en noveno). Ver “Deloitte Football Money League 2007”.
4.    Ver: “Daily Telegraph”, de 21/01/08
5.    Ver: “Daily Telegraph”, de 02/02/07; “Guardian”, de 03/02/07; “The Independent”, de 02/02/07;
6.    Ver: “Daily Telegraph”, de 21/01/08
7.    Ver: “The New York Times”, de 07/02/07; “The Independent”, de fecha 06/02/07; “BBC Sport”, de fecha 06/02/07
8.    Ver: “Guardian”, de 18/12/07
9.    Ver: “Guardian”, de 13/01/08
10.    Ver “Noticias” del propio club de 26/01/08; “The Times”, de 27/01/08; “Guardian” de 25/01/08; “The Independent”, de 30/01/08




Modificado el ( 03 de febrero de 2008 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA





Derecho deportivo


Número de visitas desde el 11/11/2006

Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport