Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow La presunción de inocencia vuelve al ciclismo. Por Carlos ARRIBAS 21 de noviembre de 2017

El próximo jueves, 29 de enero de 2009, se celebrará la Jornada de presentación del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en España, en la Sala de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). Copresentará el acto el Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch. +

 

OPINIÓN  1997-2013

FIRMAS    (Ver Listado)

EDITORIALES 

ENTREVISTAS

 DESDE OTRO ÁNGULO

OPINIÓN 2005-2006

OPINIÓN 1997-2004

Imprimir E-Mail
27 de septiembre de 2007

LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA VUELVE AL CICLISMO

El TAS ordena a la UCI admitir a Valverde en el Mundial de Stuttgart del domingo

Por CARLOS ARRIBAS

Hace ya varios meses, el suizo Mario Zorzoli, uno de los científicos que dirige la lucha antidopaje de la Unión Ciclista Internacional (UCI) -conoce mejor que nadie el estado de la sangre de cientos de corredores-, anunció a los ciclistas que se olvidaran del concepto de presunción de inocencia. "Por el mero hecho de ser ciclistas, todos sois automáticamente sospechosos de dopaje", les dijo. El todo vale se hizo ley, el maquiavélico el fin justifica los medios, más madera es la guerra contra el dopaje.

"La UCI ha perdido. Si el domingo gana Valverde, le pondré el 'maillot", reaccionó Pat McQuaid

Tal anuncio precedió su conversión en doctrina jurídica, que convertía automáticamente a todos los sospechosos en culpables directamente vía código ético; vía interpretaciones sui géneris de artículos varios que hablan de la imagen del ciclismo; vía presiones sobre los equipos; o vía decisiones unilaterales de los organizadores sobre el derecho de los corredores a participar en sus pruebas, como pudo, en el caso más palmario de los últimos meses, comprobar el danés Michael Rasmussen, a quien su equipo, el Rabobank, presionado por el Tour, obligó a abandonar la grande boucle con el maillot amarillo a sus espaldas. Tal tendencia, convertida en pensamiento único entre los dirigentes del ciclismo, sufrió ayer un frenazo en seco después de que un juez del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), el suizo Quentin Byrne-Sutton, diera la razón a la federación española y a Alejandro Valverde, quienes solicitaban que se dejara sin efecto la prohibición dictada por la UCI contra el ciclista murciano prohibiéndole participar en el Mundial del domingo por su presunta implicación en la Operación Puerto.

"Ordeno a la Unión Ciclista Internacional admitir a Alejandro Valverde como participante en los campeonatos del Mundo de ciclismo de 2007", decidió Byrne-Sutton después de escuchar durante varias horas los argumentos de la UCI y de los abogados de la española y de Valverde. Aunque la motivación de su auto no se hará pública hasta dentro de varias semanas, una nota oficial del TAS explicaba que el árbitro único consideraba que la prohibición a un ciclista "no reconocido culpable de dopaje" constituía una forma de sanción pronunciada por anticipado y que, fundamentalmente por su falta de cooperación con las autoridades judiciales y deportivas españolas, la UCI no había sido capaz de poner en marcha el procedimiento que le permitiera "dictar una sanción tan dura preservando al mismo tiempo de manera adecuada los derechos del corredor".

La decisión, conocida poco antes de las 18 horas y de la que también se beneficiarán los proscritos Allan Davis y René Andrle, otros dos ciclistas sospechosos, provocó en el hotel de la selección española una onda de alegría similar a la que produjo en 1999 el triunfo de Óscar Freire en el Mundial; en Valverde, que hoy llegará a Stuttgart, un alivio único -"he estado muy descentrado, pero espero estar bien el domingo", dijo-; en Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, "alegría por un deportista español" y la consideración de que ahora es necesaria "la mesura y la reflexión"; y en José Miguel Echávarri, su director, el pensamiento amargo de que esto supone, al menos, "un freno al linchamiento". "Los días que vienen serán durísimos para Valverde", añadió. "Casi dan ganas de decir que ahora no corre, pero por respeto al gran esfuerzo de la federación y de tanta gente tampoco puede hacer eso".

Todos ellos habían sido fustigados por Pat McQuaid, presidente de la UCI, quien presentó el caso como una reválida de sus esfuerzos contra el dopaje, y que ayer se contradijo afirmando que "tampoco era para tanto" y que aceptaba la decisión. "La UCI ha perdido. Si el domingo gana Valverde, le pondré el maillot", dijo de una posibilidad que tampoco es tan remota, pues el murciano, actual medalla de bronce, también ha quedado segundo en otras dos ocasiones.

Los organizadores locales no lo encajaron con tanta deportividad. El ministro del Interior alemán, Wolfgang Schauble, congeló una subvención de 150.000 euros al Mundial y afirmó que la credibilidad está en duda. Hablaba por el caso Valverde y también por la negativa de Paolo Bettini a firmar el compromiso ético. A Bettini, además, le acusó ayer la cadena ZDF, que se está replanteando la retransmisión de la carrera, de haber pasado testosterona al alemán Patrik Sinkewitz, cosa que éste, positivo en junio, ha negado.

FUENTE: www.elpais.com


Modificado el ( 07 de diciembre de 2007 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA





Derecho deportivo



Número de visitas desde el 11/11/2006

Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport