Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow De Lola Flores a Leo Messi. Por Xavier-Albert CANAL 23 de noviembre de 2017

El próximo jueves, 29 de enero de 2009, se celebrará la Jornada de presentación del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en España, en la Sala de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). Copresentará el acto el Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch. +

 

OPINIÓN  1997-2013

FIRMAS    (Ver Listado)

EDITORIALES 

ENTREVISTAS

 DESDE OTRO ÁNGULO

OPINIÓN 2005-2006

OPINIÓN 1997-2004

Imprimir E-Mail
27 de junio de 2013
De Lola Flores a Leo Messi

Por Xavier-Albert CANAL GÓMARA

La querella de la Fiscalía contra Messi por un presunto delito fiscal me ha remontado a la  época en que José/Josep/Pepe Borrell era Secretario General de Hacienda del Gobierno de  Felipe González y yo todavía peinaba pelo castaño, estaba a punto de licenciarme en  Derecho y en la vida se me había pasado por la cabeza dedicarme al tributario. Año 1984.

El entonces Secretario de Hacienda inició una verdadera batalla contra el fraude fiscal.  Como parece habitual, la mayoría de las inspecciones se llevaron a cabo en Catalunya, a través del brazo ejecutor del Delegado de Hacienda en esta Comunidad/nacionalidad, D. José  María Huguet, que con los años fue imputado por diversos escándalos fiscales. Pero hacía  falta el ejemplo, el demostrar que nadie era intocable y que todos los ciudadanos/súbditos  del Reino eran iguales ante Hacienda. La escogida fue uno de los iconos patrios: Lola  Flores, la Lola de España. Para ser rigurosos, en menor medida, el polifacético Pedro/ito  Ruiz también fue tocado por la mano de la Hacienda española.

Han pasado los años. Yo, con menos pelo y grisáceo, me he dedicado profesionalmente y en actividad docente a los impuestos; Borrell, después de haber sido diputado y presidente  del Parlamento Europeo, está casi, sino totalmente, jubilado; y Huguet fue condenado por  delito fiscal y falsedad, junto con el ex presidente del Barça, hoy reaparecido en los  medios, José Luís Núñez. Casi treinta años después se hace el remake.

Dudo que nadie, excepto quienes lo practican y nunca públicamente, defienda la mal llamada  evasión fiscal. Y aún menos en momentos de quiebra del Estado del Bienestar, presuntos  sobresueldos a políticos en sobres, infraestructuras millonarias sin uso y descrédito  generalizado, ganado a pulso, de la política y en la que la mayoría de los ciudadanos son  cosidos a impuestos, directos e indirectos.

Sentado lo anterior, que los deportistas de élite, con importantes emolumentos, a través  de un entramado de sociedades desperdigadas por el mundo, intenten pagar los menos  impuestos posibles es práctica habitual. Cada dos por tres tenemos algún ejemplo: Arantxa  Sánchez Vicario con residencia en Andorra; Rafa Nadal con sociedades en el País Vasco,  etc. Y fuera del territorio ibérico, también. Alguno, artista no deportista, hasta se  nacionaliza ruso.

El Caso Messi

En el que nos ocupa, la operativa es sencilla. El deportista, o allegados y/o testaferros,  constituyen una sociedad en un territorio de baja tributación y opacidad en facilitar  información a otros estados. Un paraíso fiscal, vamos. El jugador cede a la sociedad, a su  sociedad, la gestión de sus derechos de imagen a cambio de una módica cantidad. Esta  sociedad contrata como agentes comisionistas a otras sociedades radicadas en países  permisivos, en cuanto a las relaciones con los de baja tributación e incluso, si los  socios son no residentes, con fuertes beneficios fiscales. Éstas, por supuesto, también  tienen como partícipes al jugador o a quién éste desee. Son las que llegan a los acuerdos,  normalmente con multinacionales, para que el jugador publicite sus productos. Cobran su  comisión y el montante importante es pagado a la primera de las sociedades. Evidentemente,  y ahí el ilícito, no declara nada en el país de residencia que es lo preceptivo. Por  cierto, no hace falta que el deportista o sus familiares o testaferros se desplacen al  paraíso fiscal en cuestión para constituir la mercantil. Hay bufetes que se encargan de  todo. Por Internet se encuentran fácilmente.

¿Nos encontramos ante un delito fiscal? Ni idea. Nos falta la información para valorar.  Será el juez, si se llega a juicio, el que lo tendrá que fallar. Conociendo a los asesores  del jugador me extrañaría. Son de los buenos. Hay un hecho que no nos debe pasar por alto:  el primer contrato de cesión de imagen del jugador lo firman los padres ya que el  futbolista era menor. Con mayoría de edad, él lo ratifica en una notaría de Barcelona.  Sabiendo, como se sabe, que los Notarios están obligados a informar a la Administración de  las operaciones en las que intervienen, sería poner en bandeja a la Agencia Tributaria  sobre la pista de una posible elusión fiscal.

¿Cómo tiene Hacienda esa información?

Cómo ha llegado la Fiscalía a descubrir el presunto entramado es desconocido. Máxime si,  como se afirma –hay versiones contradictorias- los abogados/fiscalistas de Messi no sabían  nada de la investigación. Existen los acuerdos de intercambio de información fiscal entre  países, pero con Belice, donde está domiciliada la sociedad a la que la Fiscalía señala  como depositaria de los derechos de imagen del futbolista, no hay. Puede que provenga de  un Plan de Control Tributario. En el 2012, como casi siempre, se tenían bajo mira los  deportistas y clubes profesionales y alguien investigado pudiera haber dado pistas. O por  denuncia. Alguien ha apuntado que el primer asesor del jugador, que hace años que dejó de  serlo, es el causante. Chi lo sa!

¿Y por qué ahora? Podemos pensar que la Fiscalía ha querido evitar la prescripción del  presunto delito fiscal del 2007. Estamos en plazo de presentación de las  declaraciones-liquidaciones del ejercicio 2012. Este tipo de delitos prescriben a los  cinco años (las infracciones administrativas lo son a los cuatro). En julio ya no se  podría entrar en el ejercicio del 2007.

Podemos estar tranquilos

En todo caso, los culés debemos descartar que nuestro Messías en el campo pase un día en  una incómoda celda. Además de irreverente, en caso que hubiera algún ilícito el Código  Penal prevé evitar la prisión regularizando con los recargos correspondientes y sanciones.

El club está exento de sospecha. Los pretendidos cobros por los derechos de imagen son de  sociedades, multinacionales, con domicilio fuera del Estado español. Los que paga el Barça  están libres de toda duda. Declarados y bien declarados. Hoy por hoy, y con permiso de  Qatar, mantiene su sede en Barcelona.

Modificado el ( 27 de junio de 2013 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA





Derecho deportivo



Número de visitas desde el 11/11/2006

Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport