Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow La condena a la Federación de Natación por vulneración de derechos fundamentales. Eduardo Peñacoba 22 de noviembre de 2017

El próximo jueves, 29 de enero de 2009, se celebrará la Jornada de presentación del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en España, en la Sala de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). Copresentará el acto el Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch. +

 

OPINIÓN  1997-2013

FIRMAS    (Ver Listado)

EDITORIALES 

ENTREVISTAS

 DESDE OTRO ÁNGULO

OPINIÓN 2005-2006

OPINIÓN 1997-2004

Imprimir E-Mail
28 de enero de 2013
Sobre la condena a la Federación de Natación por vulneración de derechos fundamentales

Eduardo Peñacoba Rivas


Jaime Carbonell Murio

Recientemente ha sido publicada la sentencia núm. 909/2012 del Juzgado de lo Social núm. 2  de Terrassa, por la que se estimó parcialmente la demanda interpuesta por Anna Tarrés, ex  seleccionadora del equipo nacional absoluto de natación sincronizada, contra la Real  Federación Española de Natación y Fernando Carpena, presidente de la misma, por haber  vulnerado el derecho al honor de la demandante.

En este caso, el Magistrado de instancia consideró que existió un menoscabo del prestigio  profesional de la Sra. Tarrés, al haber quedado en situación de falta de ocupación  efectiva desde el 25 de septiembre de 2012, asumiendo tareas residuales y de poca  responsabilidad tras la presentación de Anna Montero como nueva seleccionadora, viéndose  imposibilitada de tomar decisión alguna relacionada con el equipo nacional absoluto de  natación sincronizada.
 
Asimismo, para concluir que existió vulneración del derecho al honor de Tarrés, el  Magistrado tuvo en consideración, por un lado, los éxitos alcanzados durante su  trayectoria como seleccionadora desde el año 1997 y, por otro, la carta que suscribieron  diversas ex nadadoras que aducían malos tratos por parte de Tarrés, lo que podía comportar  una afectación del prestigio profesional de Tarrés injustificado frente a terceros.
 
Si bien se declara que no se acreditó la existencia de inducción propiciada por la Real  Federación Española de Natación ni por el Sr. Carpena por lo que respecta a la redacción o  autoría de la carta, la sentencia señala: “lo cierto es que la imagen proyectada al  exterior puede hacer pensar en la asunción por la Real Federación Española de Natación de  las críticas vertidas frente a la demandante, en detrimento de su consideración personal y  profesional”.
 
Por todo ello, se consideró que la falta de ocupación efectiva generada constituía un  indicio de vulneración del derecho fundamental al honor de la trabajadora, al haberle  causado desprestigio y una descalificación, perjudicando su imagen profesional y su  dignidad personal, al haberle asignado actividades residuales y de poca entidad, no  pudiendo adoptar ninguna decisión respecto del equipo nacional absoluto de natación  sincronizada.

Al haberse declarado la vulneración de derechos fundamentales, se condenó a la empresa a  la restitución de Tarrés como seleccionadora del equipo nacional absoluto de natación  sincronizada, a pesar de que permite a la trabajadora la abstención de prestar servicios  de forma remunerada hasta que se extinga el contrato (31 de diciembre de 2012) o hasta que  la sentencia gane firmeza si no se recurre en suplicación, dado que se acordó la adopción  de medidas cautelares entre las partes litigantes.
 
Sin embargo, a pesar de que Tarrés solicitó una condena por daños y perjuicios por una  cuantía de 309.010 Euros correspondientes a dos años de salario en concepto de daños  materiales y lucro cesante, no se estimó dicha solicitud. La reclamación efectuada estaba  directamente conectada con la pérdida de ofertas laborales, un acoso u hostigamiento en el  trabajo y por las difamaciones públicas vertidas por los demandantes, cosa que se logró  acreditar y, por tal motivo, se desestimó la condena por daños y perjuicios.
 
Tampoco fueron estimados los daños morales por vulneración de derechos fundamentales, ya  que no se logró acreditar la participación de la Real Federación Española de Natación en  la publicación la carta firmada por varias ex nadadoras en fecha de 22 de septiembre de  2012.

Si bien la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 2 de Terrassa puede ser recurrida en  suplicación, no hay duda de que es muy importante acotar todas las opciones posibles en el  momento de solicitar el resarcimiento por los daños y perjuicios producidos, ya que, si  sólo se vincula la indemnización a parte de los eventos producidos, algunos daños pueden  quedar sin su compensación correspondiente, pues el desprestigio profesional que se ha  acreditado por Tarrés como consecuencia de la falta de ocupación efectiva no ha quedado  resarcido en términos pecuniarios.

Baker & McKenzie Barcelona
Eduardo Peñacoba Rivas, socio del departamento laboral
Jaime Carbonell Murio, asociado del departamento laboral



 
Modificado el ( 28 de enero de 2013 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA





Derecho deportivo



Número de visitas desde el 11/11/2006

Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport