Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow El nuevo plan del fútbol inglés para potenciar su cantera. Por Javier T. Cifuentes & C. Anderson 23 de noviembre de 2017

El próximo jueves, 29 de enero de 2009, se celebrará la Jornada de presentación del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en España, en la Sala de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). Copresentará el acto el Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch. +

 

OPINIÓN  1997-2013

FIRMAS    (Ver Listado)

EDITORIALES 

ENTREVISTAS

 DESDE OTRO ÁNGULO

OPINIÓN 2005-2006

OPINIÓN 1997-2004

Imprimir E-Mail
31 de julio de 2012
EPPP
El nuevo plan del fútbol inglés para potenciar el nivel de su cantera

Javier Torres Cifuentes & Chris Anderson

La ‘Football League’ inglesa (comprendida por la ‘Football League Championship’, ‘Football League One’, y ‘Football League two’, es decir, la segunda, tercera, y cuarta división inglesa), votó recientemente a favor de la implantación de la llamada EPPP (‘Elite Player Performance Plan’), propuesta en su día por la ‘Premier League’, y respaldada por la ‘Football Association’ (máximo organismo del fútbol en Inglaterra).

Traducido a nuestro idioma, este plan vendría a llamarse ‘Plan para el Rendimiento de Jugadores de Elite’, y supone un lavado de cara al sistema de cantera hasta ahora concebido en el país que inventó el fútbol.

Los equipos de categorías inferiores de cada club inglés (llamadas ‘Academies’) serán individualmente categorizadas en 4 niveles distintos, cada uno con unos requisitos distintos, que desglosamos a continuación:

Categoría 1  La categoría de más nivel requerirá a sus clubes presentar un presupuesto aproximado de 2.325 millones de libras, un personal al servicio del equipo a tiempo completo de al menos 18 personas, tener contacto directo con el jugador al menos 5 horas a la semana, además de contar con unas instalaciones de primera clase exclusivamente para uso de su cantera. Los jugadores estarán a disposición del club ‘full-time’, que también se encargará de su educación académica. Es un modelo aproximado al que tiene, por ejemplo, el F.C. Barcelona con ‘La Masía’.

Categoría 2  Los clubes que no cumplan los requisitos económicos y de personal que se necesitan para pertenecer a la primera categoría, pero que dispongan de campos de entrenamiento a puerta cerrada probablemente entren en esta segunda categoría. Estos equipos entrenarán menos horas que los encuadrados en la primera categoría.

El presupuesto requerido para ellos será de 969.000 libras, podrán empezar a entrenar a jugadores de 4 años en adelante, y fichar jugadores de 9 años en adelante.

Categoría 3  Los equipos de esta tercera categoría requerirán de un presupuesto de 315.000 libras, y solo podrán empezar a entrenar jugadores a partir de que cumplan 11 años de edad.

Categoría 4  En esta categoría, los equipos serán utilizados para acoger a jugadores que se han desarrollado tardíamente o han sido liberados por otras academias o Centros de Excelencia. Los jugadores tendrán de 16 años en adelante, y el presupuesto requerido está en 100.000 libras.

Antes de este plan, el valor económico de un canterano era determinado (a menos que los clubes llegaran a un acuerdo previo), por el ‘Professional Football Compensation Committee’, un tribunal especial formado por representantes de las distintas ligas, de la Asociación de Managers de la Liga, de la Asociación de Futbolistas Profesionales, y de un Presidente independiente. El resultado de las deliberaciones de dicho tribunal era difícil de predecir, ocurriendo en ocasiones que sus decisiones no eran proporcionales a los gastos de formación incurridos por algunos equipos, por lo que el futbol inglés en general pedía un cambio al respecto. Los clubes, a su vez,  podían poner al jugador a la venta por el precio que quisiesen. A partir de ahora se impondrán cantidades límites que un club puede recibir por cada uno de sus jugadores. Dada esta nueva situación, los equipos podrán cobrar una compensación máxima de 3.000 libras por cada año de formación de un niño de entre 9 y 11 años, cantidad que aumentará a entre 12.500 libras y 40.000 libras por año por jugadores de entre 12 y 16 años (dependiendo de la categoría en la que dicho jugador juegue).

Sumadas a estas cantidades fijas, los clubes de formación tendrán derecho a recibir porcentajes por objetivos que su jugador cumpla en su nuevo club, como número de partidos jugados, etc., y un porcentaje sobre su posible venta a un tercer club en el futuro. De todas formas hay que puntualizar que el antiguo sistema de determinación del valor por el PFCC se mantendrá para los jugadores de más edad.

Además las academias de primera categoría estarán exentas de cumplir con la regla que prohíbe en el fútbol inglés que un club fiche a un jugador menor de 16 años que viva a más de 90 minutos de distancia (o a una hora si es menor de 12 años), lo cual les permitirá reclutar jugadores de todo el país.

Estas provisiones han hecho saltar la polémica en Inglaterra, ya que los clubes de ligas menores creen que podrían perjudicar seriamente a su salud financiera. Hay opiniones que creen que favorecen claramente a los equipos más poderosos, y dificultan aún más las cosas para los equipos que juegan en la ‘Second’ o ‘Third division’ y que quieran contar con jóvenes talentos locales. Por otro lado, hay voces que creen que los mejores jugadores jóvenes tienen que tener la oportunidad de formarse en las mejores academias, o, en otras palabras, las que tienen más poder económico y estructural, capaces de aprobar un presupuesto de 2.3 millones de libras para asegurarse que su academia esté categorizada en el primer nivel, además, de poder pagar a todo el personal requerido para ello. Serán ellos los que cuenten con los mejores jugadores jóvenes del país.

El único consuelo que les queda a los clubes menos poderosos es que seguramente se beneficien en el futuro de contar con jugadores entrenados en las mejores canteras del país pero que no logren asentarse en el primer equipo. La idea general es que el nivel de los jugadores aumente notablemente y todos se beneficien de ello, sobretodo la selección nacional.

Será interesante observar con el tiempo si estas reformas dan los frutos esperados en forma de jóvenes talentos ingleses. Un gran problema que hemos observado siempre en la Premier League es que muy pocos equipos cuentan con jugadores jóvenes nacionales en sus equipos. Un ejemplo de ello fue constatable aquella temporada en que el Arsenal no contaba con ningún inglés en su equipo titular, aunque ahora tengan a gente como Oxlade-Chamberlain, Walcott, o Wilshere, piedras angulares de su proyecto, y espejo en el que mirarse para las futuras generaciones.

Después de décadas de fracasos de la selección inglesa en Mundiales y Eurocopas, parecen haber querido coger el toro por los cuernos y realmente potenciar un sistema de mejora de la cantera. Solamente el tiempo nos dirás si va a funcionar, y, de ser así,  queda bastante para que lo constatemos.

Parece que la selección española, por ahora, no tiene motivos para preocuparse.

Javier Torres Cifuentes & Chris Anderson (Asociado en Brabners, Chaffe & Street)

Modificado el ( 03 de agosto de 2012 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA





Derecho deportivo



Número de visitas desde el 11/11/2006

Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport