Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow La discutida cláusula de exclusividad en los contratos de representación de agentes. Por Ana Cortés 23 de agosto de 2017

El próximo jueves, 29 de enero de 2009, se celebrará la Jornada de presentación del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en España, en la Sala de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). Copresentará el acto el Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch. +

 

OPINIÓN  1997-2013

FIRMAS    (Ver Listado)

EDITORIALES 

ENTREVISTAS

 DESDE OTRO ÁNGULO

OPINIÓN 2005-2006

OPINIÓN 1997-2004

Imprimir E-Mail
12 de abril de 2012
La discutida cláusula de exclusividad en los contratos de representación de agentes

Por Ana Cortés Bendicho

Uno de los contratos más frecuentes, y que más conflictos de interpretación produce, en el ámbito del derecho deportivo, es el que liga a un jugador de fútbol profesional con un agente licenciado, el llamado “contrato de representación”.

Se trata de un contrato “intuitu personae” basado en la confianza, por el cual el agente se obliga a representar al jugador, asesorarle jurídica y contractualmente, y a negociar en su beneficio todo tipo de contrataciones relacionadas con la actividad de deportista profesional propia del segundo, a cambio de determinada retribución, siendo las obligaciones del jugador, fundamentalmente, contar con el agente para las negociaciones y abonarle las cantidades pactadas por sus servicios, además de, en su caso, respetar la exclusividad de la representación.

Y es que en la inmensa mayoría de estos contratos ocupa un puesto de honor la “cláusula de exclusividad”, que pretende asegurar los derechos del agente al garantizarle ser el único que puede negociar el presente y futuro profesional del jugador con los clubes, por supuesto con el consentimiento y aprobación del propio interesado.

Normalmente, se especifica en dicha cláusula que el jugador no podrá negociar con otros agentes durante la vigencia del contrato, debiendo además poner en conocimiento de su legítimo representante cualquier propuesta que reciba de un club u otro agente. En ocasiones, incluso se precisa que no solo no podrá negociar con otro agente sino que tampoco podrá hacerlo por si solo, si bien esta última precisión solo se observa en los contratos de fecha más reciente y como consecuencia de las disparatadas resoluciones judiciales sobre la materia, que están obligando a matizar un concepto, el de exclusividad, que debería brillar con luz propia.

icon LEER TEXTO COMPLETO
 

Modificado el ( 12 de abril de 2012 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA





Derecho deportivo



Número de visitas desde el 11/11/2006

Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport