Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow A propósito del At. Osasuna – Real Madrid. Javier Rodriguez Ten 22 de noviembre de 2017

El próximo jueves, 29 de enero de 2009, se celebrará la Jornada de presentación del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en España, en la Sala de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). Copresentará el acto el Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch. +

 

OPINIÓN  1997-2013

FIRMAS    (Ver Listado)

EDITORIALES 

ENTREVISTAS

 DESDE OTRO ÁNGULO

OPINIÓN 2005-2006

OPINIÓN 1997-2004

Imprimir E-Mail
01 de abril de 2012
A propósito del At. Osasuna – Real Madrid: conocer las reglas de juego para minimizar la violencia

Javier Rodríguez Ten

En el partido celebrado
el pasado sábado (31.03.12) entre el Atlético Osasuna y el Real Madrid, ha destacado una jugada intrascendente para el encuentro (aunque hay quien haya querido sacarle punta para justificar la derrota, concretamente Mendilíbar en la rueda de prensa y algún directivo de Osasuna) pero muy interesante para ser comentada. Me refiero al cuarto gol del Real Madrid.

La jugada, que acontece en el minuto 70 y con resultado de 1-3, consiste en una falta señalada al borde del área, escorada a la derecha. El Real Madrid pide al árbitro que mida la distancia (9,15 m.), y tras indicar que no se ejecute el saque hasta su orden, procede a retrasar a los defensores. Situada la barrera a la distancia reglamentaria, el árbitro se coloca y pita, autorizando el saque. Cristiano Ronaldo lanza el tiro libre, que golpea en un defensor, y entra a gol. Como un poseso, el guardameta local corre al árbitro y comienza a protestarle ostensible y reiteradamente algo, agitando los brazos y gritando, lo que le cuesta la tarjeta amarilla y bien pudo haberle costado la expulsión directa del campo.

¿Qué protestaban Andrés Fernández, guardameta de Osasuna, y luego Mendilíbar? Que el árbitro había autorizado el saque de la falta cuando el portero estaba aún en un poste, colocando a sus compañeros. Aunque cuando se lanza ya está situado en el centro de la portería.

Sin embargo, las reglas de juego no contemplan ese derecho, que algunos árbitros sí admiten en categorías de fútbol base muy inferiores (infantiles, alevines). El equipo infractor no puede obstaculizar el saque rápido de la falta, ni puede exigir al árbitro la medición de la distancia (derecho que corresponde al atacante) ni tampoco que se demore el saque hasta que los defensores estén marcando perfectamente a los atacantes o se haya colocado perfectamente la barrera. Esto último debe hacerse durante la medición, porque una vez efectuada ésta y situado el árbitro adecuadamente, la orden de ejecutar el lanzamiento es inmediata.

No es una cuestión novedosa. Ya en el año 2001, en Reglamento Práctico de Fútbol (Ed. Fundación del Fútbol Profesional), consta en varios apartados de la obra esta circunstancia (por ejemplo, en la pág. 133), por constituir una de las “leyendas urbanas” del fútbol a la que los árbitros se enfrentan cada fin de semana, es decir, conceptos claros para la mayoría de aficionados (y, desgraciadamente, para muchos jugadores y entrenadores) que no son tales.

Cierto es que incluso en ocasiones estas “leyendas urbanas”, inexplicablemente son asumidas y aplicadas por árbitros de élite. A título de ejemplo, en el partido Manchester United – Athletic de Bilbao, un árbitro internacional detuvo el partido porque un jugador inglés estaba descalzo, al haber perdido involuntariamente una bota, cuando la Regla 4 establece claramente que si la pérdida de una bota o una prenda es involuntaria el jugador puede seguir participando (incluso meter un gol con el pie descalzo) hasta la siguiente detención del juego, en la que sí debe salir a poner en orden su equipamiento si ello es necesario.

El problema es que cuando este tipo de desafortunados debates técnicos despegan desde un campo de base o regional al césped/cancha o la sala de prensa/pabellón de un estadio de Primera División o de ámbito internacional, y no son objeto de una adecuada contestación oficial (que no lo son nunca), la interpretación queda en manos de la mayoría (no de la minoría cualificada) o de la parte interesada en argumentar un supuesto error arbitral, y el efecto dominó es inevitable en perjuicio de los árbitros del resto de categorías, que obrarán conforme a Reglamento y sufrirán por ello las críticas, los insultos y a lo mejor algo más. Porque si esperamos que los ex – árbitros de radio y televisión resuelvan este tipo de polémicas con rigor técnico y sentido unívoco, vamos bastante equivocados (salvo alguna excepción puntual, que las hay).

Es obvio que estas negligencias (casi siempre involuntarias) por parte de los protagonistas de la mejor Liga del mundo, con la colaboración (por exceso de prudencia, a fin de evitar polémicas) de quienes pudiendo hacerlo oficialmente no enmiendan el error a tiempo y con la debida difusión, lo queramos o no, pueden generar violencia verbal e incluso física hacia el árbitro en las categorías inferiores, cuando actúe en sentido contrario (pero correcto) a lo que se dijo en televisión.

No es la primera vez que sucede ni que ha sucedido. Quienes hemos arbitrado y tenido la mala suerte de que acontezca la jugada sobre la que todo el mundo ha opinado o discutido recientemente, sabemos lo que es. En mi caso, recuerdo (entre otros casos) el ya olvidado “gol de Archibald” del FC Barcelona al Real Madrid en el año 1985 (que generó el debate sobre el fuera de juego cuando varios atacantes han rebasado la defensa por completo y solos ante el guardameta se pasan el balón entre ellos), porque al día siguiente me aconteció una similar en un partido de regional, en contra del equipo local… nosotros concedimos gol (acertadamente) y salimos del campo como pudimos.

Los lectores que tengan curiosidad pueden ver el vídeo del gol que insertamos al final de este artículo (con el lamentable juicio del comentarista) y la polémica que se suscitó al respecto (al apoyar el Presidente del Comité de árbitros, José Plaza, la errónea decisión del árbitro, de apreciación y no técnica) que también insertamos al final de este texto.

Por ello instamos a los protagonistas de las competiciones de élite a que antes de opinar o aseverar sobre una cuestión técnica se aseguren de estar en lo cierto, a los órganos disciplinarios que propongan la incorporación de tipos sancionadores aplicables sobre el particular, dada la relevancia que pueden llegar a alcanzar en categorías inferiores, y a los departamentos de comunicación de los comités de árbitros de las diferentes modalidades deportivas que no permanezcan impasibles cuando exista un evidente error técnico arbitral o una interpretación técnica contraria a las reglas de juego que alcance notoriedad en la opinión pública; los responsables técnicos de la organización arbitral cuentan con sobrados conocimientos y rigor para resolver estas polémicas cuando ello es preciso por su notoriedad, y nada han de temer sobre el particular.

Por el bien del deporte y en contra de la violencia de cualquier tipo.





EL PAIS
12 de noviembre de 1985

José Plaza reconoce haberse equivocado en la interpretación del gol anulado a Archibald

  • José Plaza, presidente del Comité Nacional del Árbitros (CNA), y Ángel Rodríguez Barroso, que ocupó este cargo con anterioridad, dieron muestras de desconocer la regla XI del reglamento de fútbol, que define las situaciones de fuera de juego, al analizar el gol anulado a Archibald en el partido Barcelona-Real Madrid del sábado pasado.
  • Para ambos hubo fuera de juego porque "Marcos envió el pase hacia adelante". Plaza rectificó ayer y reconoció haberse equivocado. Numerosos colegiados manifestaron su disgusto por el error de Plaza.
  • El presidente de los árbitros dio en principio muestras de desconocer la regla del fuera de juego

La jugada fue la siguiente: a pase de Schuster, Marcos se planta solo ante Ochotorena; Archibald le acompaña, a la izquierda, pero siempre por detrás y, por tanto, por detrás también del balón; cuando Ochotorena sale, Marcos lo envía hacia la izquierda y Archibald lo recoge y, a portería vacía, marca. Urío anuló el gol por fuera de juego de Archibald e hizo sacar la supuesta falta en el punto en que el escocés entró en contacto con el balón.La decisión de Urío fue equivocada. El reglamento define que un jugador se halla en fuera de juego "cuando está más cerca de la línea de meta contraria que el balón en el momento en que éste sea jugado" y abre cuatro salvedades: a) que se encuentre en su propia mitad de terreno; b) que tenga entre él o la línea de meta contraria dos o más adversarios; c) que el balón esté siendo jugado por un adversario, y d) que reciba el balón directamente de un saque de meta, un saque de esquina, un saque de banda o un, bote neutral del árbitro. Concretamente, el primer código del fútbol, que data de 1863, sólo definía el fuera de juego para el atacante que se sitúa por delante del balón. Las excepciones surgieron con los años


El error de Urío fue sorprendentemente respaldado por el presidente del CNA, José Plaza, que en el diario deportivo Marca declaraba el domingo: "(...) El fuera de juego es claro. No tiene [Archibald] delante de sí dos adversarios, por lo que se encuentra en situación ¡legal. Cuando Marcos hace el pase adelantado, Archibald no tiene por delante a nadie. El árbitro actuó correctamente. Otra cosa hubiese sido que Marcos hubiera pasado hacia atrás; entonces no hubiera habido infracción de ningún tipo".

El mismo equivocado criterio de Plaza lo mantuvo el domingo por la noche Rodríguez Barroso, que ocupó la presidencia del CNA de 1973 a 1975. Éste acudió como invitado a la moviola de TVE, junto con el ex jugador internacional Isacio Calleja. Tanto ellos como el presentador, Jesús Álvarez, que incluso acudió al Reglamento Comentado de Pedro Escartín para apoyar este criterio, sostuvieron que existió fuera de juego porque Marcos lanzó el balón hacia adelante y despreciaron el que Archibald se hubiera mantenido siempre por detrás del balón. Otra cosa habría sido, decían, si Marcos hubiese efectuado el pase hacia atrás. Jesús Álvarez rectificó en el espacio Teledeporte de ayer noche el yerro cometido. Vistas una vez más las imágenes, afirmó que el gol era legal y reconoció que la mala interpretación del reglamento le hizo creer lo contrario en la emisión de anteayer.

Las declaraciones de Plaza y de Rodríguez Barroso provocaron sorpresa y malestar en gran parte de la clase arbitral. Plaza se encerró ayer en la sala de vídeos de la federación y admitió su error.

La confusión nace de un caso que explica el Reglamento Comentado de Escartín, ex árbitro internacional y hoy periodista deportivo. Escartín dice: "Cuando un extremo gana la línea de fondo y envía el pase hacia atrás, el delantero que remata está legalmente situado, aunque no tenga dos contrarios entre él y la línea de gol". Lógico. El delantero que remata está por detrás del balón. Lo que hace legal su posición no es que el pase haya sido retrasado, en contra de lo que interpretaban los contertulios de la moviola y el presidente del CNA, sino el hecho de estar por detrás del balón, como Archibald.


Modificado el ( 09 de abril de 2012 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA





Derecho deportivo



Número de visitas desde el 11/11/2006

Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport