Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow LA COLABORACIÓN PÚBLICO PRIVADA EN LA GESTIÓN DE OBRAS PÚBLICAS DEPORTIVAS. Ernesto García Trevijano 01 de octubre de 2022

OPINIÓN  1997-2013

FIRMAS    (Ver Listado)

EDITORIALES 

ENTREVISTAS

 DESDE OTRO ÁNGULO

OPINIÓN 2005-2006

OPINIÓN 1997-2004

Imprimir E-Mail
18 de febrero de 2011
FORO ARANZADI
LA COLABORACIÓN PÚBLICO PRIVADA EN LA FINANCIACIÓN Y GESTIÓN DE OBRAS PÚBLICAS DEPORTIVAS

Bajo la dirección de Alberto Palomar Olmeda, el día 15 de febrero tuvo lugar un nuevo programa del Foro Aranzadi del Deporte en el que Ernesto García-Trevijano Garnica abordó la elasticidad de la expresión “colaboración público-privada” y las distintas figuras jurídicas a través de las cuales puede materializarse dicha colaboración. En este sentido destacó la existencia de dos modelos: el contractual y el patrimonial.

Dentro del modelo contractual, manifestó el ponente, tendrían cabida sustancialmente el contrato de colaboración entre el sector público y el sector privado, el contrato de concesión de obras públicas y el contrato de gestión de servicios públicos (con obra o sin ella). No obstante, el primero de ellos sería, con rigor, difícilmente aplicable en el ámbito de las obras públicas deportivas, especialmente si se atiende al carácter subsidiario y excepcional que le otorga el artículo 11 de la Ley 30/2007, de Contratos del Sector Público. A su vez, en el ámbito de la gestión de obras públicas deportivas también es relativamente habitual la utilización del contrato de servicios integral o no, si bien en este caso el destinatario sería la propia Administración, que retribuiría directamente los servicios que le presta el contratista, sin perjuicio del beneficio final que su actividad pueda reportar para los usuarios que disfrutan de las instalaciones deportivas.

El modelo patrimonial responde a una configuración distinta, si bien su objetivo final puede ser similar al perseguido con el modelo contractual. En este caso la Administración otorga a un particular un título jurídico suficiente para permitirle el uso privativo de un bien de su propiedad, con la condición de que lo utilice para un fin determinado, por plazo concreto y cumpliendo los demás requisitos o condiciones impuestos en el mencionado título habilitante (tarifas que podrán cobrarse al usuario, construcciones que deberán ejecutarse, etc.). En este modelo patrimonial, la Administración interviene la actividad a través del título que habilita el uso del suelo, y puede operar tanto si los bienes que la Administración pone a disposición del particular son de dominio público como si gozan de naturaleza patrimonial. En el primer caso, otorgará una concesión demanial en la que se contemplarán las aludidas condiciones y requisitos que deberá cumplir el concesionario. Si fuera un bien patrimonial, la Administración podrá suscribir con el particular cualquier negocio jurídico que permita la explotación del bien, incluida la constitución de un derecho de superficie sobre el terreno.

La importancia de utilizar uno u otro modelo radica fundamentalmente en que varía el régimen jurídico aplicable. En el caso del modelo contractual, se aplicará la legislación de contratos administrativos mientras que en el modelo patrimonial se aplicará con carácter prevalente la legislación de patrimonio. Aunque no sería correcto  afirmar que existe una libertad absoluta para optar por cualquiera de los modelos citados, sí al menos es importante poner de manifiesto en ocasiones, según se le otorgue primacía a la actividad o al bien que servirá de soporte para desarrollar la actividad, procederá aplicar preferentemente una u otra legislación (contractual o patrimonial), con sus importantes consecuencias anejas.

Modificado el ( 19 de febrero de 2011 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA


MENU 2006-2013
Pagina nueva 2

 

gif/solo.gif (206 bytes)  Noticias

 

gif/solo.gif (206 bytes)  Opinión

 

gif/mas.gif (231 bytes)  Artículos

gif/mas.gif (231 bytes)  Editoriales

gif/mas.gif (231 bytes)  Entrevistas

gif/mas.gif (231 bytes)  Desde otro ángulo

gif/mas.gif (231 bytes)  Opinión 2005-2006

gif/mas.gif (231 bytes)  Opinión 1997-2004 

 

 

gif/solo.gif (206 bytes)  Casos de especial interés 

gif/solo.gif (206 bytes)  Dossier 

 

 

gif/solo.gif (206 bytes)  Eventos 

 

 

gif/solo.gif (206 bytes)  Bibliografía 

 

 

gif/solo.gif (206 bytes)  Jurisprudencia

gif/solo.gif (206 bytes)  Legislación

gif/mas.gif (231 bytes)  Legislación Española 

gif/mas.gif (231 bytes)  Legislación Comunidades Autónomas Españolas 

gif/mas.gif (231 bytes)  Legislación Deportiva Canaria 

gif/mas.gif (231 bytes)  Código Canario del Deporte 

gif/mas.gif (231 bytes)  Estatutos Federaciones Canarias 

gif/mas.gif (231 bytes)  Normativa internacional

 

 

gif/solo.gif (206 bytes)  Boletines oficiales

gif/solo.gif (206 bytes)  Enlaces

gif/solo.gif (206 bytes)  Contactar 

gif/solo.gif (206 bytes)  Servicios

gif/solo.gif (206 bytes)  IUSPORT Latinoamérica

gif/solo.gif (206 bytes)  IUSPORT English

 

gif/solo.gif (206 bytes)  Buscador

gif/solo.gif (206 bytes)  Hemeroteca 

 

 




Derecho deportivo


Home Aviso Legal Personalizar Cookies Política de Cookies Política de Privacidad
Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport