Inicio arrow Casos de interés arrow Casos de interés arrow El enfrentamiento entre MOURINHO y PRECIADO llega al Comité de Competición 15 de diciembre de 2019

El próximo jueves, 29 de enero de 2009, se celebrará la Jornada de presentación del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en España, en la Sala de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). Copresentará el acto el Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch. +

 

CASOS DE ESPECIAL INTERÉS  1997-2013

 
Imprimir E-Mail
19 de noviembre de 2010
El enfrentamiento entre MOURINHO y PRECIADO llega al Comité de Competición

El intercambio verbal entre Manolo Preciado, entrenador del Sporting de Gijón, y José Mourinho, entrenador del Real Madrid, ha pasado a mayores. La Comisión contra la Violencia en el Deporte ha pedido que se tomen cartas en el asunto.

La polémica comenzó cuando Mourinho, semanas atrás, acusaba a Preciado de haber regalado el partido contra el Barcelona al reservar varios jugadores titulares en el partido del Camp Nou, a lo que el técnico de los asturianos respondió calificándolo de "canalla" y "mal compañero". La disputa verbal se prolongó tras la conclusión del partido reciente entre el Sporting y el Real Madrid, cuando en las galerías del Molinón, Mourinho y sus ayudantes se enzarzaron con Preciado en un cruce de gestos y recaditos que ponían colofón a la crispación que rodeó el choque. "Cuando iba con mi hijo por la zona mixta, Mourinho levantó los dos dedos en señal de victoria o de Segunda y uno de sus ayudantes nos gritó ¡a Segunda!", relató Preciado. Según la versión del Madrid, fue el técnico sportinguista el que inició el incidente, al lanzar una botella de plástico al autobús madridista, insultar y llevarse ambas manos a los genitales.

Visto lo sucedido, en este caso no parece que el entrenador luso merezca un reproche mayor que el entrenador gijonés. Las declaraciones iniciales de Mourinho podrían encuadrarse entre las típicas del lenguaje futbolero, al punto de que la misma opinión la comparte la mayoría de los aficionados. Fue cierto que Preciado reservó a sus mejores jugadores en el partido contra el Barcelona. Hasta ahí, es un comentario picón pero no implica una descalificación profesional de Preciado, no se duda de su aptitud; fue en realidad una crítica a la estrategia del Gijón, no vemos otra explicación a la decisión de este equipo. Sin embargo, la reacción de Preciado fue claramente desproporcionada. Llamarle "canalla" traspasa la línea roja, excede lo que se entiende como mera crítica para adentrarse en lo ofensivo. Claro, esta conducta desencadena luego otra del portugués de similar estopa, también reprochable.

El asunto pudo haberse quedado ahí, pero ante la trascendencia que se le ha dado al incidente, también exagerada, la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte acaba de instar a la Federación Española de Fútbol a que "adopte las medidas disciplinarias oportunas". Este organismo considera que "es necesario atajar estas situaciones ante el riesgo de que pudieran reproducirse en el futuro". Lo probable es que el Comité de Competición les incoe expediente a ambos técnicos y resuelva imponerles sendas sanciones de amonestación o multa.

Hasta aquí, un caso que empieza en trifulca de patio de vecinos y salta al ámbito disciplinario. Es noticia, pero reconozcamos que tiene una importancia relativa, nada que ver con la acusación de mentiroso que Guardiola profirió hace algún tiempo respecto a un colegiado, esto sí que fue grave, gravísimo. En cambio, un mero intercambio de palabras altisonantes entre dos entrenadores y al margen del juego no parecía que tuviera tanta importancia como se le ha dado. Si en lugar de tratarse del entrenador del Real Madrid, o simplemente del hollywoodiense Mourinho, los técnicos enfrentados fuesen ambos de la clase media, el asunto, feo sin duda, habría consumido una esquina de una sóla página de periódico.

Valdano entra en escena

Pero la cosa no queda ahí. Impelido por su presidente, Valdano, en su desmedida defensa del entrenador madridista, ha dado -quizá sin proponérselo- una vuelta de tuerca a un asunto que engorda como una bola de nieve; no se le ocurre otra cosa al autor del Miedo escénico que mentar el artículo 75 del Código Disciplinario del Fútbol, precepto que sanciona cualquier conducta que conlleve una "predeterminación del resultado", con lo que la temperatura se eleva considerablemente. De formalizar esa denuncia, estaríamos ante una infracción muy grave, una acusación implícita de amaño penada con inhabilitación.

Eso sí, no se lleven a engaño. Cuando le pregunten a Valdano si va a hacer oficial esa acusación, él le contestará en lenguaje críptico más o menos lo siguiente: "Che, no seas boludo, no ves que se trata de un símil". Predicción: no habrá caso de amaño.

El perdón

En cuanto al inútil debate acerca de cuál de los dos debe pedir perdón, se trata de algo que sólo les beneficia a ellos; la normalidad deportiva ya se vio afectada -levemente- por el incidente. Si se piden recíprocamente perdón, con sinceridad y propósito de la enmienda, que es lo procedente, será bueno para el deporte; fuera de esto, sólo puede servirles a ellos como atenuante en el expediente disciplinario, pero ese es su problema.

IUSPORT.

Modificado el ( 09 de diciembre de 2010 )
 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA





Derecho deportivo


Número de visitas desde el 11/11/2006

Enlace a la portada Enlace a la sección de Opinión Enlace a la sección de Casos Enlace al mapa web Enlace a la sección Dossier Enlace a la sección Jurisprudencia Enlace al Boletín Oficial del Estado Enlace al listado de boletines oficiales autonómicos Enlace a la sección Libros Enlace a la sección Nosotros Enlace a la sección Noticias Enlace a la sección Congresos Enlace a la sección Servicios Enlace al listado de links Enlace a la sección Legislación Canaria Enlace a la sección Legislación Enlace al buscador Enlace a la página de Contacto Enlace a la sección Hemeroteca Venta del libro 10 años de iusport